Video original: https://www.youtube.com/watch?v=MHhVWjpEnRM

El Ayuntamiento de Valls ha hecho un estudio del subsuelo de la plaza de l’Oli, en pleno centro histórico, para descubrir el origen de las humedades y problemas estructurales que afectan desde hace mucho tiempo el suelo de la plaza y condicionan cualquier intervención futura en este ámbito.

Todo apunta que una cañería rota sería la causa de estas patologías.

La plaza de l’Oli tiene porches unidos a viejas viviendas y tiendas tradicionales. Ahora se han hecho pruebas con georadar y tomografía eléctrica, unas prospecciones no invasivas con las que se trabaja en la superficie sin necesidad de perforar, y que servirán para confirmar si las humedades provienen de esta cañería.

El estudio, que también buscaba el antiguo empedrado del espacio, detectó otras problemáticas. DIARI MÉS DIGITAL.