Estudio de la estratigrafía geológica superficial y detección de anomalías en el subsuelo tales como socavones o depósitos materiales

Los métodos geofísicos son fundamentales para detectar anomalías o condiciones no previstas bajo el subsuelo que puedan afectar la estabilidad de estructuras de construcciones presentes o futuras.

Algunos de los fenómenos detectables y fácilmente identificables, son:

  • Presencia de socavones por efectos del drenaje de tierras.
  • Geomorfología superficial en suelos afectados por lluvias torrenciales.
  • Presencia de restos de estructuras enterradas en suelos reutilizados.

Presencia de socavones por efectos del drenaje de tierras

La aparición de socavones causados por la rotura de tubos de drenaje o colectores u otros, pone en severo riesgo la seguridad.

Los socavones aparecen de forma repentida por un lavado de finos desde las capas inferiores hasta la superfície que pone en riesgo el paso de vehículos en calzada o incluso los peatones.

Bien sea través del georadar como de la tomografía eléctrica, estos fenómenos son indentificables y cuantificables, antes de que se produzca el colapso total.

Aparacición de un socavón en calzada.
Socavón reparado en calzada.
Búsqueda de socavones en calzada.

Geomorfología superficial en suelos afectados por lluvias torrenciales

Por otro lado, también es bastante habitual encontrar anomalías en suelos afectados por fenómenos asociados a llúvias torrenciales como deslizamientos en taludes o por desbordamientos en lechos de ríos.

Las herramientas geofísicas permiten estudiar el alcance de los daños producidos y estudiar la geomorfología del entorno circundante.

Daños en calzada producidos por el desbordamiento del lecho de un río.
Deslizamiento de tierras producido por lluvias torrenciales.

Presencia de restos de estructuras enterradas en suelos reutilizados

A menudo los suelos urbanos son reutilizados debido a cambios de usos conforme cambian las necesidades de un municipio. No son pocos los restos de cimentaciones o estructuras antiguas aún soterradas y desconocidas que pueden interferir en el diseño de las nuevas.

Estos restos antiguos, si no son tenidos en consideración, pueden suponer un severo contratiempo para la construcción de nuevas estructuras.

Restos de antiguas construcciones, interfiriendo con nuevas estructuras.

GEOTOPSA realiza, en multitud de casos, estudios con métodos geofísicos para localizar la presencia de anomalías en el subsuelo de orígen antrópico que eviten futuros contratiempos.

Trabajos en un suelo industrial para detectar restos de antiguos depósitos en Reus.
Estudio con radar 3D de un suelo reutilizado para detectar restos de cimentaciones en Gavà.
Estudio de un suelo reutilizado en el Puerto de Barcelona mediante tomografía eléctrica.

  • Aviso legal
  • Cookies
  • Política de privacidad
Geotopsa